I MÉTODOS DE TRABAJO

La totalidad de las operaciones de destrucción deberán atenerse a los mismos cuidadosos procedimientos de contabilidad y de registro que se siguen para el almacenaje y para la entrega de los explosivos de uso normal. Las cantidades y los tipos de material que se destruyen deberán estar debidamente registrados.

Por tanto, el equipo de destrucción llevará un control del material destruido haciendo constar el tipo de explosivo y la cantidad.


Cualquier duda que exista sobre el método correcto de destrucción deberá comunicarse sin demora al fabricante, para recibir su ayuda y asesoramiento.


En la tabla 2 se muestran los procedimientos o métodos recomendables de destrucción en función de los tipos de productos que se desean eliminar.


PROCEDIMIENTOS RECOMENDABLES DE DESTRUCCIÓN

GRUPO

TIPO

COMBUSTION/
QUEMADERO
CON RAMPA

COMBUSTIÓN/
QUEMADERO
DISCONTINUO

DETONACIÓN

Explosivos con Nitroglicerina y/o Nitroglicol

Gomas, Gelatinas, Amonitas, Ligamitas, Explosivos de seguridad

X

X

X (P)

Lodos de limpieza conteniendo Nitroglicerina/Nitroglicol

X

X

Otros explosivos rompedores

TNT, Hexolita, Hexotonal, RDX, Hexoceras, Pentrita, Pentolita, Cordón detonante (*), Explosivos plásticos, Lodos de RDX/Pentrita/TNT

 

X (p.c.)

X (P)

Explosivos con base Nitrato Amónico/Nitrato de Monometilamina

ANFO(**)

 

X

 

Emulsiones a granel (G) y encartuchados (E)

X (G)

X (G-E)

X

Hidrogeles

X

X

 

Alnafo (1)

 

X

 

Nitrato de Monometilamina y sus residuos, Sabulita

 

X

 

Lodos de emulsiones

 

X

X

Pólvoras y propulsantes

Nitrocelulosa/Nitrofilm, pólvora negra, pólvora simple base, pólvora doble base y demás propulsantes

X

X

 

Granos propulsantes y de cohetes (*)

     

Iniciadores

Detonadores

   

X

Pistones

 

X

 

Artificios de voladura

 

X

X

Varios

Envases vacíos con residuos, Serrines impregnados de sustancias explosivas

X

   

Observaciones:

• (P): Preferentemente detonación.

• (p.c.): Pequeñas cantidades tomando las medidas precisas.

• (1): Su disolución es contaminante.

• (*): Destrucción en condiciones particulares.

• (**): Ver ejemplo en métodos de destrucción por procedimientos químicos.

Tabla 2: Métodos de destrucción recomendados.

Los principales métodos de trabajo para la destrucción de explosivos deben cumplir una serie de recomendaciones generales de seguridad como son las siguientes:

El personal encargado de la destrucción no puede fumar.

La destrucción sólo debe ser llevada a cabo por personal preparado para ello.

La destrucción requiere la presencia de al menos dos personas para que en caso de problemas se puedan socorrer mutuamente.

La manipulación de los productos requiere identificar el explosivo, su estado de conservación y debe evitar golpes, roces, fricciones o caídas, etc.

Al elegir el lugar donde se realizará la destrucción al aire, hay que tener en cuenta que se deben guardar unas distancias mínimas de seguridad a los lugares habitados y a las vías de comunicación con tránsito, en función de la cantidad de explosivo que se quiere destruir. A modo de recomendación, las tablas 3 y 4 incluyen las distancias mínimas de seguridad recomendables.

La zona de destrucción debe estar vigilada, cerrada o señalizada, para evitar la entrada de personal no autorizado.


[ Vallado del campo de destrucción ]

 

 

Los elementos de lucha contra el fuego, deben estar próximos y accesibles.


[ Equipos de lucha contra el fuego ]

 

 

La zona donde se realice la destrucción deberá ser inspeccionada después de terminar cada operación para asegurarse de que no queden restos explosivos.

Además cada método de destrucción tiene una serie de consideraciones de seguridad particulares que se analizan para cada uno de ellos.


1. Por combustión

Los métodos de trabajo para una operación segura de destrucción por combustión recogen las siguientes recomendaciones:

La combustión sólo deberá ser llevada a cabo por personal entrenado y experimentado.

La zona de combustión deberá estar localizada de forma que una posible detonación no cause problemas. Podrá estar rodeada de defensas naturales o artificiales, si el caso lo requiere y las distancias de seguridad lo aconsejan. No deberá haber piedras sueltas, objetos metálicos (que no pertenezcan a las instalaciones del quemadero) o hierba alta.

A la zona de combustión deberá realizársele una limpieza de una forma regular.

Las herramientas utilizadas no deben ser de material férrico. Deben de evitarse los rozamientos y fricciones en los suelos refractarios.


[ Elementos
de limpieza ]

 

 

En un mismo fuego no deben ser quemados distintos grupos de explosivos. (Esto no es aplicable a quemaderos en rampa).

Los explosivos rompedores e iniciadores no se pueden destruir conjuntamente. Se tendrá un especial cuidado en que no haya ningún detonador, pistones y restos de explosivos iniciadores presentes con o dentro del explosivo que se destruirá, cuando éste sea distinto a los citados.

Las quemas deben efectuarse en una cama o cuna de elementos combustibles tales como papel, cartón, etc.

La capa de explosivo debe tener un espesor menor de 4 cm.

Los lotes de material que se quiere destruir deberán ser iniciados por material combustible.

Para asegurar la combustión, en cubículo o sobre el suelo, es conveniente rociar el explosivo y el material con gasóleo antes de la ignición. (No deberá utilizarse petróleo o gasolina).

Cada lecho de material deberá estar separado por la distancia indicada en la tabla 1.

La superficie donde se realiza la combustión estará libre de zonas calientes por actividades previas.

La combustión no se debe realizar con viento o condiciones climatológicas adversas.

La ignición debe efectuarse después de que todo el personal se haya retirado de la zona de combustión.

El encendido debe efectuarse en contra del viento para evitar que las chispas, provocadas por el mismo causen una ignición prematura.

La destrucción de explosivos que contengan metales pesados requerirá un estudio previo para tratar las soluciones apropiadas de los residuos.


2. Por detonación

Las recomendaciones de seguridad para este método de destrucción de explosivos incluyen lo siguiente:

Antes de la detonación se deberá tener en cuenta las posibles proyecciones de los fragmentos de las partes met álicas del detonador.

El terreno donde se efectúe la destrucción por detonación deberá estar lo más limpio posible (exento de piedras, maleza, etc.) de modo que se eviten los posibles peligros de proyecciones peligrosas e incendios.

En el caso de que este tipo de destrucción se utilice habitualmente, será preciso un estudio detallado del entorno y de la repercusión sobre el mismo de las detonaciones.